1. General:
● Un país mejor, más transparente, próspero y confiable.
● Actuación ética en los negocios.
● Reducción de riesgos, mejora de clima laboral, lealtad, compromiso, ahorros en costos y gastos.
● Protección del medio ambiente.
● Desarrollo social y económico de la comunidad.

2. Para la empresa:
● Comercial: Aumenta las ventas al diferenciar sus productos y servicios de la competencia, anticipa las tendencias y facilita el acceso a mercados globales; lealtad de clientes y consumidores, entre otras.
● Laboral: Facilita el reclutamiento de personal de primer nivel y la retención de talentos, genera relaciones de largo plazo con el personal y alinea las expectativas individuales con la empresa. Incrementa la productividad.
● Legal: Mejora el entendimiento de requerimientos legales y exigencias de reguladores y reduce la presión de agencias fiscalizadoras.
● Financiero: Incrementa la confianza de accionistas, mejora la cohesión entre socios, disminuye la percepción de riesgo, facilita acceso a financiamiento, facilita obtención de socios estratégicos y atracción de inversiones.
● Reputación: Mejora la imagen pública frente a sus grupos de interés y aumenta la fidelidad de los clientes.
● Ambiental: Reduce los impactos negativos o contaminantes generando un impacto positivo en el medioambiente, genera un mejor aprovechamiento de los recursos naturales al ser más eficiente (agua y energía) y disminuye el riesgo de incidentes relacionados con este ámbito.

3. Para las partes interesadas:
● Confianza en el buen desempeño de las empresas socialmente responsables.
● Facilidad y transparencia para realizar negocios.
● Cumplimiento cabal de obligaciones legales y fiscales.